Estatutos

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. Denominación, naturaleza, nacionalidad, ámbito y domicilio.

La Fundación Escuelas Para el Mundo (en adelante, la Fundación), constituida por la asociación del mismo nombre, es una organización sin ánimo de lucro que tiene afectado su patrimonio, de modo duradero, a la realización de los fines de interés general que se detallan en estos estatutos.

La Fundación, que se constituye por la “Asociación Escuelas para el Mundo” como única fundadora, asumirá los derechos, obligaciones y patrimonio que le transmita la asociación constituyente en su fase de disolución y liquidación.

La Fundación, de nacionalidad española, desarrollará principalmente sus actividades en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, sin perjuicio de que, en cumplimiento de sus fines, también pueda actuar en todo el territorio  nacional y en los países en vías de desarrollo.

El domicilio de la Fundación radica en el Colegio Nuestra Señora de los Infantes, Av. de Europa, nº 12, 45003 Toledo.

El Patronato podrá trasladar el domicilio de la Fundación a cualquier otro lugar del territorio nacional, mediante la oportuna modificación estatutaria con posterior comunicación al Protectorado. Asimismo y para el mejor cumplimiento de los fines de la Fundación, el Patronato podrá abrir oficinas y crear delegaciones en otras ciudades de España o en el extranjero.

Artículo 2.- Duración.

La Fundación está constituida con una duración indefinida. No obstante, si en  algún momento los fines propios de la Fundación pudieran estimarse cumplidos o devinieran de imposible cumplimiento, el Patronato podrá acordar su extinción, conforme a lo previsto en los artículos 37 y 38 de estos estatutos.

Artículo 4.- Personalidad jurídica.

La Fundación, tras su inscripción registral que le confiere la personalidad jurídica propia, gozará de plena capacidad jurídica y de obrar.

En consecuencia puede, con carácter enunciativo y no limitativo, adquirir, conservar, poseer, disponer, enajenar por cualquier medio y gravar toda clase de bienes, muebles o inmuebles y derechos; realizar todo tipo de actos y contratos; y transigir y acudir a la vía gubernativa o judicial ejercitando toda clase de acciones y excepciones ante juzgados, tribunales y organismos públicos y privados. Todo ello, sin perjuicio de las autorizaciones que preceptivamente haya de otorgar el Protectorado o los procedimientos administrativos de comunicaciones y ratificaciones que sea preciso seguir ante el mismo.

CAPÍTULO II 

OBJETO DE LA FUNDACIÓN

Artículo 5.- Fines y actividades.

La Fundación, partiendo del principio de que la educación es, además de un derecho fundamental, un medio básico para lograr el desarrollo de la persona y de la sociedad, tiene por fines:

 
  • El impulso de acciones de cooperación al desarrollo en el ámbito de la educación, sin excluir actuaciones en otros sectores cuando la situación lo requiera. 
  • La sensibilización de personas e instituciones sobre los problemas de la desigualdad y la pobreza, promoviendo la educación para el desarrollo para contribuir a una mayor conciencia cívica en favor de la solidaridad internacional con los países empobrecidos.
  • El fomento y la promoción del voluntariado, impulsando la participación ciudadana en iniciativas solidarias por un mundo más justo.

Para el cumplimiento de estos fines la Fundación puede realizar, entre otras, las siguientes actividades:

  • Promoción de proyectos y otras acciones de cooperación para el desarrollo, así como acciones humanitarias y de emergencia cuando éstas se requieran por la situación de los países y comunidades en los que trabaja la Fundación.
  • Actividades de sensibilización y educación para el desarrollo, especialmente  sobre el derecho a la educación y los derechos de la infancia, organizando conferencias, encuentros, jornadas de formación, actividades de educación formal y no formal, actividades culturales y cualquier otra acción dirigida a este fin.
  • Actividades de difusión y comunicación sobre los fines y actividades de la Fundación.
  • Actividades destinadas a la obtención de los recursos necesarios para la realización de los fines de la fundación, como puedan ser: concurrencia a convocatorias de subvenciones, actividades culturales, deportivas, fiestas, mercadillos, recogida de materiales educativos, etc.
  • Edición y publicación todo tipo de materiales, folletos, informes, memorias, boletines relacionados con los objetivos y actividades de la Fundación.
  • Campañas de captación de colaboradores y voluntarios.
  • Y, de modo genérico, llevar a cabo cuantas actuaciones sean necesarias para el logro de sus fines.

Artículo 6.- Libertad de actuación

El Patronato tendrá plena libertad para determinar las actividades de la Fundación, tendentes a la consecución de aquellos objetivos concretos que, a juicio de aquel y dentro del cumplimiento de sus fines, sean los más adecuados o convenientes en cada momento.

Artículo 7.- Desarrollo de los fines

El desarrollo de los fines de la Fundación podrá efectuarse por los siguientes modos, que se enumeran sin propósito exhaustivo:

  • Por la Fundación directamente, en instalaciones propias o ajenas.
  • Creando o cooperando a la creación de otras entidades de naturaleza asociativa, fundacional o societaria, de acuerdo con lo previsto en la legislación vigente.
  • Participando o colaborando en el desarrollo de las actividades de otras entidades, organismos, instituciones o personas de cualquier clase, físicas y jurídicas, que de algún modo puedan servir a los fines perseguidos por la Fundación, de acuerdo con lo previsto en la legislación vigente.
  • Relacionándose con todo tipo de organizaciones públicas y privadas, españolas o de otros países, colaborando con plataformas y coordinadoras y participando en reuniones y encuentros relacionados con los fines de la Fundación.
  • Los proyectos y acciones de cooperación y ayudas humanitarias en los países en vías de desarrollo se realizarán preferentemente mediante convenios de colaboración con organizaciones sociales e instituciones de estos países. Si la situación lo requiriera, la Fundación también podría actuar directamente en estos países.
    • CAPÍTULO III

      REGLAS BÁSICAS PARA LA APLICACIÓN DE LOS RECURSOS AL CUMPLIMIENTO DE LOS FINES FUNDACIONALES Y PARA LA DETERMINACIÓN DE LOS BENEFICIARIOS

      Artículo 8.- Destino de rentas e ingresos.

      Deberá ser destinado a la realización de los fines fundacionales, al menos, el 70 por 100 de los resultados de las explotaciones económicas que se desarrollen y de los ingresos que se obtengan por cualquier otro concepto, deducidos los gastos realizados para la obtención de tales resultados o ingresos, en los términos previstos por la legislación vigente, debiendo destinar el resto a aumentar la dotación fundacional o las reservas, según acuerde el Patronato.

      El plazo para el cumplimiento de esta obligación será el comprendido entre el inicio del ejercicio en que se hayan obtenido dichos resultados e ingresos y los cuatro años siguientes al cierre de dicho ejercicio.

      Artículo 9.- Inexistencia de la obligación de destinar los recursos a la cobertura de fines por iguales partes.

      Los recursos de la Fundación se entenderán afectos a la realización de los diferentes fines fundacionales, sin determinación de cuotas.

      Artículo 10.- Selección de personas beneficiarias.

      Podrán ser beneficiarias de las actuaciones de la Fundación:

       
      • Las personas y colectividades de países en vías de desarrollo que sean objeto de las ayudas. 
      •  
      • Las organizaciones sociales y entidades de países en vías de desarrollo que promuevan o realicen actividades y proyectos dirigidos a la mejora de las condiciones educativas, de desarrollo humano, materiales, sanitarias,  sociales, culturales y de derechos humanos que permitan un desarrollo equilibrado e integral de las personas.
      • Las personas objeto y sujeto de las campañas encaminadas a fomentar la solidaridad internacional contra la pobreza.

      La elección de las personas y colectivos beneficiarios de las acciones de la Fundación se efectuará por el Patronato, con criterios de imparcialidad y no discriminación, entre las personas o entidades que reúnan las siguientes circunstancias:

      • Que formen parte del sector de población atendido por la Fundación.
      • Que demanden la prestación o servicio que la Fundación puede ofrecer.
      • Que carezcan de medios adecuados para obtener los mismos beneficios que los prestados por la Fundación.
      • Que cumplan los requisitos específicos que, complementariamente, pueda acordar el Patronato.
      • No se apoyarán actuaciones que vulneren el principio de no discriminación o cualquier derecho fundamental de las personas.

        Artículo 11.- Publicidad de las actividades.

        La Fundación dará información suficiente de sus fines y actividades para que sean conocidos por sus eventuales beneficiarios y demás interesados.

        CAPÍTULO IV 

        ÓRGANOS DE GOBIERNO

        Artículo 12.- El Patronato de la Fundación.

        El gobierno, administración y representación de la Fundación corresponderá al Patronato, que tendrá y ejercitará las facultades que le corresponden con sujeción a lo dispuesto en el ordenamiento jurídico y en los presentes estatutos.

        Artículo 13.- Gratuidad del cargo de patrono y régimen de contratación de los patronos con la Fundación.

        Los patronos desempeñarán gratuitamente sus cargos, sin devengar por su ejercicio retribución alguna. No obstante, tendrán derecho al reembolso de los gastos debidamente justificados que les cause el cumplimiento de cualquier misión concreta que se les confíe a nombre o en interés de la Fundación.

        Los patronos pueden contratar con la Fundación, ya sea en nombre propio o de un tercero, previa autorización del Protectorado.

        El Patronato podrá fijar una retribución adecuada a aquellos patronos que presten a la Fundación servicios distintos de los que implica el desempeño de las funciones que le corresponden como miembros del Patronato, previa autorización del Protectorado.

        Artículo 14.- Composición

        El Patronato estará constituido por un mínimo de 7 y un máximo de 15 patronos. Dentro de estos límites, corresponderá en cada momento al propio Patronato la determinación del número concreto.

        Podrán ser miembros del Patronato las personas físicas que tengan plena capacidad de obrar y no estén inhabilitadas para el ejercicio de cargos públicos, ni se hallen incursas en ninguna causa de incompatibilidad.

        Artículo 15.-Reglas para la designación y sustitución de sus miembros.

        • El primer Patronato será el designado en la escritura de constitución.
        • El cargo de patrono tendrá una duración de 4 años, sin perjuicio de sucesivas renovaciones, que podrán ser ilimitadas.
        • Los patronos continuarán en el ejercicio de su cargo hasta la siguiente reunión de Patronato en la que se decida su renovación o sustitución.
        • La renovación o designación de nuevos miembros se hará por el Patronato que figure inscrito en el correspondiente Registro de Fundaciones, conforme al procedimiento establecido en estos estatutos para la adopción de acuerdos, en cuya decisión no participará el patrono afectado.